Deja un comentario

Reconoce las principales averías que puede presentar una puerta automática

Las puertas automáticas ofrecen gran comodidad a sus usuarios, sin embargo, como todo mecanismo, con el transcurso del tiempo y el uso constante puede presentar fallas, algunas más sencillas, otras más complejas.

Conozca las principales averías que puede presentar una puerta automática, de esta manera podrá evaluar el grado de complejidad del problema y si es necesario contratar un profesional para resolver la situación.

El motor suena, pero la puerta no abre o cierra

Cuando el motor funciona, pero es la puerta la que no ejecuta una acción o se mueve muy lentamente, existen 3 posibles causas:

  • El cuadro no suministra la tensión mínima requerida al motor, en este caso debe verificar esta tensión y corregir en caso de ser necesario.
  • Es posible que la puerta esté muy dura, puede ser algún roce que impide el movimiento de la puerta.
  • Generalmente la solución a este problema consiste en sustituir el condensador. Y es que el condensador pudo dañarse por diferentes causas, y no es capaz de enviar el impulso de fuerza que necesita el motor para abrir o cerrar la puerta del garaje.

El motor funciona, la puerta se mueve un poco para cerrar y se vuelve a abrir

Esto suele ocurrir debido al funcionamiento del sistema de anti-aplastamiento, generalmente ocurre uno de estos casos:

  • Existe alguna dureza en el camino que transita la puerta, y se percibe como si hay alguien que impide el avance de la puerta, el sistema anti-aplastamiento, por medidas de seguridad, impide el cierre de la puerta. En este caso debe descartar cualquier dureza con el apoyo de un técnico en herrería o un cerrajero.
  • Es posible que el sistema anti-aplastamiento esté averiado, estos casos no son muy comunes, pero es una posibilidad.

Suena el motor, la puerta intenta abrir pero no abre

Esta es una de las averías más comunes por las que el cerrajero en el Cabrils recibe más llamadas relacionadas a las puertas correderas. Cuando la puerta cierra, ésta topa contra el cierre, y seguramente existe una pieza en forma de “U” en la cual se encaja la puerta.

Cuando la puerta avanza mucho y logra tocar el fondo de esa “U”, el motor puede quedar presionado y se traba, lo cual impide que pueda abrir la puerta, ya que está trabado en el cierre de la misma.

Para corregir esta falla, es necesario adelantar un poco el final de la carrera, de esta manera la puerta no cerrará tanto, sin quedar presionada contra ningún elemento del sistema de apertura o cierre.

La puerta automática no funciona

Cuando la puerta o el motor no hacen ningún intento de funcionar, lo primero es comprobar que haya electricidad, y que la electricidad esté pasando por todo el sistema, como el hecho de que la placa electrónica esté encendida.

  • En caso de haber electricidad pero la placa no enciende, verifique los fusibles de la placa electrónica.
  • Si hay electricidad en todas partes, y la placa electrónica funciona, es necesario desconectar todos los accesorios, como las fotocélulas, para probar cada uno por separado y descartar cuál de ellos presenta la avería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *